Pruebas y diagnóstico de parálisis de las cuerdas vocales


El médico le preguntará acerca de sus síntomas y estilo de vida, escuchar tu voz, y le pregunta cuánto tiempo usted ha tenido problemas de voz. A fin de evaluar los problemas de la voz, las pruebas que se pueden realizar:

Endoscopia. Su médico va a revisar sus cuerdas vocales con un espejo o una delgada, tubo flexible (endoscopio) o ambos. Usted también puede tener una prueba llamada videostrobolaryngoscopy que se hace uso de un endoscopio especial que contiene una cámara diminuta en la punta o una cámara más grande conectado a la pieza de ver el alcance de. Estos endoscopios especiales permiten a su médico para ver sus cuerdas vocales directamente o en un monitor de vídeo para determinar el movimiento y la posición de las cuerdas vocales y si una o ambas cuerdas vocales se ven afectados.

Electromiografía laríngea. Esta prueba mide las corrientes eléctricas en los músculos laringe. Para obtener estas mediciones, su médico normalmente inserta pequeñas agujas en los músculos de las cuerdas vocales a través de la piel del cuello. Este examen sólo se realiza con poca frecuencia, ya que no suelen proporcionar información que podría cambiar el curso del tratamiento.

Los análisis de sangre y escaneos. Debido a que un número de enfermedades pueden causar un nervio a ser herido, es posible que se necesiten exámenes adicionales para identificar la causa de la parálisis. Las pruebas pueden incluir análisis de sangre, pruebas de función pulmonar, Los rayos X, IRM o TC.

Afrontamiento y apoyo a la parálisis de las cuerdas vocales

Parálisis de las cuerdas vocales puede ser frustrante y debilitante veces, sobre todo porque su voz afecta su capacidad para comunicarse. Un terapeuta del habla puede ayudar a desarrollar las habilidades necesarias para comunicarse. Incluso si usted no es capaz de recuperar la voz que una vez tuvo, La terapia del habla puede ayudarle a aprender maneras efectivas para compensar. Además, un patólogo del habla y el lenguaje puede enseñarle formas eficientes de utilizar su voz sin causar mayores daños al mecanismo vocal.